Como desperdiciar 500 millones de euros en una transformación digital de la empresa

SAP y Lidl fracasan en un proyecto de 500 millones de euros durante la transformación digital

 

 

 

Transformación digital

 

La empresa de Software SAP debía introducir a la cadena de supermercados Lidl en la era de lo digital, pero en vez de eso lo que hicieron estas dos empresas fue desperdiciar y tirar a la basura unos 500 millones de euros, ahora su caso se ha convertido en el claro ejemplo de manual sobre como como desperdiciar 500 millones de euros en una transformación digital de la empresa.

 

 

Para Lidl este era el gran proyecto de su historia, Lidl contrató a SAP para el proyecto al completo, sobre todo en todo aquello que tuviera que ver con la gestión de mercancías.

 

El éxito parecía estar programado, entre ambas empresas tenían a un total de mil empleados centrados en el proyecto y un sinfín de asesores, que podía salir mal? Incluso tenían un nombre para el proyecto el cual sonaba bien, “ Elwis” la abreviatura en alemán para el nombre oficial de su proyecto el cual traducido al español sería : Sistema electrónico de Lidl para la gestión de mercancías.

 

 

A pesar de todos los esfuerzos y tiempo invertido, el proyecto acabó en desastre, un desastre el cual servirá de ejemplo para otras muchísimas empresas.

 

 

 

 

los daños causados por este proyecto fallido son irreparables, los 500 millones que debe descontar Lidl de sus balances no los quieren ni anotar, de momento no están confirmados.

 

SAP habla de tomar medidas valientes y de aprovechar la experiencia IT adquirida durante este proyecto.

 

Dentro del sector IT está suma no es para nada fuera de lo común o habitual ; Cuando los proyectos internacionales fracasa, solemos hablar de grandes perdidas económicas, sobre todo cuando su introducción se alarga durante siete largos años como en este caso. Lo peor de todo, es que Lidl debe empezar ahora prácticamente desde cero, pero a pesar de ello pueden aprovechar cierta experiencia adquirida durante todo este proceso pero primero deben reiniciar y volver a la gestión de mercancías anterior, la cual fue desarrollada e introducida en su empresa por ellos mismos.

 

El mayor de los fallos, fue la típica mentalidad de ; Siempre lo hemos hecho de este modo.

En los proyectos de conversión digital, se debe poner a prueba de nuevo todos los procesos empresariales de nuevo, pero los ejecutivos de la empresa no estaban preparados para algo a si. Lidl maneja su sistema de gestión de mercancías con base en el precio de sus productos y no querían cambiar ese formato.

 

Los problemas no suelen ser técnicos, sino de organización.

 

SAP ofrece programas estándar, si quieres hacer cambios necesitarás tiempo y dinero por lo que cuanto más deseos tengas más caro será el programa, este fue uno de los problemas y fue exactamente lo que le pasó al grupo Otto, la empresa necesitó dos largos años para introducirse en la era digital pero finalmente tuvo que desistir y abandonar el proyecto, no puedes digitalizar tu empresa dejando a un lado la gestión del cambio, además los proveedores también deben formar parte de este cambio por lo que Otto tuvo problemas en la sección de logística y debido a sus fallos de organización tuvo que desistir, finalmente la broma les costó millones de euros.

 

Lee también:   La digitalización trae flexibilidad e individualismo a la fábrica 4.0

 

Las empresas llevan décadas utilizando los mismos programas de gestión, programas los cuales fueron personalizados o desarrollados por ellos mismos, llevan decadas sin enfretarse a cambios tecnológicos por lo que les resulta muy difícil adaptarse a las nuevas tecnologías.

 

Otro de los problemas es la escasa oferta de especialistas IT o con el suficiente conocimiento para llevar a cabo proyectos tan colosos como el de Lidl.

 

SAP está dudando si gran parte de este fracaso se debe a su programa “ Sap for Retail” pero lo cierto es que Aldi Nord utiliza este programa sin problema alguno en el mercado alemán y ahora pretenden introducirlo a nivel internacional, pero a la pregunta de si es exitoso el proyecto de Aldi no quisieron responder, tampoco comentan la situación actual.
El próximo gran desafío de Lidl es mantener a los especialistas que trabajaron en el proyecto, pues si estos se marchan habrá desaparecido por completo el proyecto “Elwis” y la tan apreciada experiencia de los técnicos y asesores estará desaparecida.

 

Fuente ; www.handelsblatt.com

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.