Emprendedores y políticos

Es algo que me desconcierta: la pobre visión que tienen los políticos de los emprendedores

Emprendedores y políticos


 

 

 

 

Es algo que me desconcierta: la pobre visión que tienen los políticos de los emprendedores, y esto se refleja en que la totalidad de las medidas que se toman para fomentar el espíritu emprendedor, se basan en subvenciones y ayudas.

 


Bienvenidas sean, seguro que nadie las rechaza, lo que, casi con seguridad, es lo que provoca esa actitud en los políticos afirmando que esto es lo que los emprendedores quieren.

 

No, no es esto lo que quieren, pero claro tampoco lo rechazan si se lo ofrecen. Pero no es esto ni lo que quieren, ni siquiera lo que necesitan, ni lo que hace que surjan nuevos emprendedores.

¿Alguien se imagina que un emprendedor se lanza al desafío de crear una empresa porque les den una subvención?, claro que le vendrá bien, claro que les ayudará…pero esto no va a hacer que den el paso.

 

Porque dar el paso es lo que los políticos no entienden. Un emprendedor se enfrenta al desafío de fracasar, con todo lo que esto implica en nuestro país, ¿va a eliminar la subvención, o la reducción de impuestos este riesgo?, sí, es cierto: va a reducirlo, pero no va a impulsarle a crear.

 

Lee también:   Liderazgo Naranja

 

Entonces la pregunta es clara: España ¿Qué es lo que necesita?, ¿más emprendedores dispuestos a asumir el riesgo a fracasar, asumiendo la innovación como forma de vida?, ¿o emprendedores que crean empresas porque tienen ayudas?, insisto: no defiendo el rechazar estas, lo que afirmo es que precisamos innovadores, emprendedores que desafíen al cambio, convirtiéndolo en una oportunidad, en lugar de un problema.

 

Un emprendedor tiene que crear, innovar, y esto solo es posible desde un esquema mental que no tiene nada que ver con la seguridad, aparente por otra parte, que los políticos le ofrecen.

He tenido este debate en muchas ocasiones con políticos, nunca he conseguido convencerles, ¿Por qué?, sencillamente porque ellos creen que lo que justifica su posición en la estructura de gobierno es ofrecer seguridad y continuidad.

 

Probablemente tengan razón, probablemente los ciudadanos a la hora de votar, votemos a quien nos ofrece seguridad y continuidad.

 

Pero desde estos parámetros, seguridad y continuidad, no vamos a crear empresas innovadoras. Todo lo contrario.

Por esto afirmo que, si hay un enemigo del progreso, del desafío de crear futuros, este es, la visión que tienen los políticos del emprendimiento.

¿Cómo se soluciona esto?, con valentía, con coraje.

Los políticos no deben ofrecernos seguridad y continuidad, sino todo lo contrario, ya sé que esto hasta choca con sus principales valores, pero es así. Los políticos deben ofrecernos una cultura que estimule nuestra capacidad de asumir retos, una cultura que estimule la innovación y que nos ayude a superar el miedo al fracaso.

Y no es suficiente con unas charlas, más o menos simpáticas.

En otras palabras: los políticos deben crear y ofrecer una cultura progresista y liberal, en la que podamos asumir el desafío de crear nuevas formas de hacer negocios, nuevos modelos de empresa, nuevas formas de interpretar el futuro.

 

Empresas progresistas y liberales. Solo un partido puede hacerlo, porque solo un partido tiene en sus ADN incrustados estos valores.

¿Sabes a qué partido me refiero?

 

Lee también:   Ciudadanos, un partido de soñadores

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.