No habrá revolución del coche électrico

El vehículo eléctrico necesita del Coltán, el mineral de sangre

En la UE hace tiempo que decidieron reducir las emisiones contaminantes invirtiendo en el desarrollo del  vehículo eléctrico, este pasado miércoles hubo una reunión al respecto, una reunión en la que se trató el tema de las baterías para el vehículo eléctrico y de nuevo se llegó  a la conclusión de que Europa necesita sus propias fabricas de baterías para el vehículo eléctrico.

El comisario para la energía de la Unión Europea comunicó tras la reunión que para la próxima década el mercado de las baterías podría ascender hasta los 250 mil millones de euros. A día de hoy tan solo el 1% de los vehículos a nivel mundial son eléctricos. Pero este pequeño porcentaje ya requiere la mitad de todas las baterías de litio que hay a disposición del mercado. Podrían las empresas productoras de este tipo de baterías cubrir la demanda? Tengamos en cuenta que cada vez más aparatos electrónicos funcionan con este tipo de baterías, hablamos de teléfonos móviles, tabletas, camaras o linternas. Según un estudio realizado por científicos americanos, hay dos tipos de materia prima las cuales podrían causar un cuello de botella en lo que a la producción de este tipo de baterías se refiere. Son dos los metales los cuales preocupan a los expertos en la matería, estamos hablando del litio y del Coltán.

Para obtener litio se requiere una gran cantidad de salmuera, el litio tiene una masa la cual es la mitad que la del agua, para que este material ascienda a la superficie se necesitan como mínimo 6 meses lo cual supone un uso importante de agua y tiempo, lo cual representa una amenaza para la producción de este tipo de baterías en el caso de que la demanda mundial aumente. Con el Coltán se presentan otro tipo de problemas, y es que este procede en su mayoría de la República Democrática del Congo, 

Lee también:   El coltán, mineral clave para el Congo
la cual está repleta de corrupción y explotación laboral por parte del propio Estado lo cual dificulta mucho su extracción por no hablar de cuestiones más relacionadas con la moral pues hay quienes aseguran que comprando este material se fomenta la explotación o la esclavitud en el este país Africano. Abrir una mina para la extracción del cobalto es una operación muy arriesgada. En países como Canadá o Rusia también se extrae coltán pero la mitad de la producción mundial a día de hoy está en este país centro africano el cual además vive una constante guerra civil. Es por ello que los productores de baterías deberían buscar otros caminos para la elaboración de las mismas o tener estos problemas muy en cuenta. A día de hoy las principales marcas automovilistas están desarrollando unos planes de desarrollo muy ambiciosos para ser los numero uno en lo que al vehículo eléctrico respecta. VW quiere sacar al mercado unos 30 nuevos vehículos con el objetivo de desbancar a Tesla. Daimler tiene planes parecidos y por ello invertirá hasta el 2025 unos 10.000 mil millones de euros en el desarrollo de nuevos modelos. Estamos ante una revolución eléctrica Lo cierto es que posiblemente tengan problemas para producir, fabricar o comprar el tipo de baterías necesarias. VW ya experimentó en sus propias carnes el problema de abastecimiento para la fabricación de sus propias baterías. Intentó hacerse con una gran cantidad de coltán y litio y fracasó en el intento. VW a día de hoy sigue buscando quien le asegure el suministro de estos materiales. Mientras tanto, el precio del coltán se duplicó debido a la gran demanda. Según el Banco UBS el suministro de estos materiales será la gran barrera a la que tenga que hacer frente esta revolución eléctrica, según sus estudios se debería extraer hasta 20 veces mas coltá para hacer frente a la futura demanda.

 


El vehículo eléctrico puede traer otros problemas, pues según declaró recientemente un experto de la casa Mercedes en un periódico alemán, se debería renunciar a un total de 19 mil puestos de empleos por parte de Mercedes en el caso de acelerar el proceso de electrificación de la marca.

 

 

 

Una respuesta a No habrá revolución del coche électrico

  • Las baterías de un móvil o de una bicicleta eléctrica… aportan mucho más valor… con una batería de 24 kWh como la de mi nissan Leaf, se pueden hacer 60 baterías para bicicletas eléctricas… si pegáramos una patada a una piedra y saliesen toneladas de litio… de acuerdo… pero el hidrógeno es generable con excedentes de energía renovable (a un precio que al final será el doble de lo que cuesta la gasolina para hacer los km equivalentes), pero es que el “motor-batería” pesaría menos de 100 kg, la pila de combustible de un Clarity pesa 50 kg, junto con latiguillos de presión tanques etc, pon que te pones en 100-150kg… al Tesla para tener ésa autonomía (pongamos 100 kWh), le cuesta más de 400 kg, y eso con la subida de densidad de 150 a 250 Wh/kg que han conseguido…

Deja un comentario